Águila arpia

El águila arpia es una ave rapaz y está catalogada como una de las más grandes y fuertes de su clase. Esta águila habita Centro America y Sudamerica. Lamentablemente el águila arpía se encuentra en peligro ya que su ecosistema esta siento gravemente amenazado. Esta gran ave tiene una longitud de 1 metro cuando es adulta y su envergadura es de hasta 2 metros. Algo a tener en cuenta es que las águilas arpía hembras son más grandes que los machos.

La denominación de arpia, se debe a que se la asocia a las criaturas míticas de la literatura griega por las siguientes razones. Esta ave tiene el cuerpo de un ave rapas, la cabeza de una mujer y las alas de pájaro. Sin embargo, las águilas arpia que habitan la selva amazónica no merecen tal mala reputación. Son aves tímidas que como muchas, huyen ante la presencia humana. No obstante, no dudarán en atacar si sus crías están bajo amenaza.

¿Dónde vive el águila arpia?

El águila arpia vive principalmente en la selva amazónica, dentro de territorios de países como Perú, Bolivia y Argentina. Ahí se las puede ver con mucho más frecuencia que en otros lugares y se estima que existen alrededor de 50 mil ejemplares en vida silvestre. Sin embargo, estas aves están siendo amenazadas al igual que su hábitat natural por distintos motivos. Uno de esos problemas es la tala y quema de arboles, por otro lado está la caza ilegal de esta ave para venderla como una ave exótica. Es por esto que esta ave ya se encuentra dentro de la lista de especies en peligro de extinción como se mencionaba anteriormente.

Comportamiento y alimentación del águila arpia

A estas aves se las conoce como las aves rapaces más fuertes del mundo. Sin embargo, no representan un peligro para el ser humano, pero sí para los animales que conforman parte de su alimentación. El águila arpia tiene gran poder en sus garras y puede agarrar y matar a un animal grande de hasta incluso 50 kilos. Es por esto que la fuerza de esta águila es comparada incluso con la de la mordida de algunos perros. El tamaño de sus garras también ha sido comparado con la de osos y ha ganado el águila arpia, algo impresionante.

Esta hermosa y gran águila, se alimenta principalmente de osos perezosos y monos, además de otros mamíferos pequeños. Dentro de su comida también se encuentran animales más grandes como zarigüeyas. Cuando un águila arpia atrapa a su presa, esta la corta gracias a su pico y garras para luego llevarla hacia su nido y así poder alimentar a su cría. Si el águila no tiene una cria a la cual alimentar, por lo general comerá al animal en el suelo.

Las águilas arpia, al igual que las otras águilas rapaces, vuelo a gran altura en busca de alimento. Ellas siempre tienen un lugar de caza donde dan vueltas en busca de alimento. Cuando ven una presa potencial, vuelan hacia ella con total rapidez para capturarla con sus garras. La mayoría de veces ellas atrapan a su presa, vuelan con ella hacia otro lugar y luego la matan para comérsela.

Reproducción

Cuando de reproducción se trata el águila arpia es capaz de poner solo 3 huevos. Cuando nace la primer cría, los demás huevos ya no serán cuidados para que los polluelos no puedan nacer y así la madre solo pueda cuidar y darle toda la atención a una cría. La cría por su parte, necesita bastante alimento y estará lista para ser independiente en un periodo de 10 meses.

Debido a estas peculiares características en el modo de reproducción del águila arpia, la población de esta especie no puede crecer rápidamente, algo que también incrementa el peligro a su supervivencia. En adición, el águila arpia solo se aparea cada 2 años, es decir, cada 2 años tiene una sola cría y esa cría estará lista para reproducirse transcurrido 4 años.