Manatí amazónico

El manatí vive por lo general en aguas poco profundas de las zonas costeras del mar o dentro de rios, es animal de agua dulce y salada. A estas especies les gusta vivir en aguas cálidas de las regiones tropicales. A diferencia de las focas, los manatíes no tienen extremidades adecuadas para moverse en tierra, debido a eso nunca abandonan el agua. Pasan todos los días flotando lentamente mientras pastan o duermen. Los manatíes deben emerger del agua para respirar y lo hacen como máximo cada 15 minutos. 

Especies de manatí según habitat natural

  • Manatí de las antillas
  • Manatí amazónico
  • Manatí africano

¿Dónde vive el manatí?

Las áreas de distribución de las cuatro familias manatíes (incluyendo el dugongo) están muy separadas. El conocido manatí antillano o manatí de las antillas, vive en el Golfo de México frente a las costas del estado de Florida, ubicado al sureste de los Estados Unidos. También se le puede encontrar en las costas de América Central, las islas del Caribe y las costas del norte de América del Sur.

El manatí también habita la región amazónica, ubicada en América del Sur y por supuesto en las costas de África occidental entre Senegal y el norte de Angola y en los sistemas fluviales de esta zona.

Diferencias entre un dugongo y un manatí

Para los poco expertos sobre manatíes, es fácil confundirse acerca de las diferencias que tiene este frente a un dugongo. Ya que aparentemente son casi idénticos.

Dado que todas estas vacas marinas son primos, se ven muy similares, con la única diferencia en sus colas. Los manatíes tienen colas en forma de paleta y los dugongos tienen la cola en forma de aleta. Para hacerlo más simple, durante esta explicación se los llama simplemente vacas marinas o manatíes.

Sus parientes más cercanos de los manatíes en el reino animal son los elefantes. Bajo el orden de las vacas marinas existen dos familias. Una comprende tres especies diferentes de manatíes. La otra familia consta de una única especie restante que se llama Dugongo.

¿Qué come el manatí?

El manatí se alimenta principalmente de plantas acuáticas que encuentra en el lecho de los ríos o mares. Los manatíes necesitan consumir diariamente gran cantidad de estas plantas debido a que aportan pocas calorías y ellos deben mantener su enorme cuerpo. Investigadores describen que un manatí debe comer en promedio 20% de su peso corporal en comida cada día.

El manatí en peligro de extinción

Todos los tipos de manatíes fueron cazados por habitantes de las costas del área donde vivian. Esto ocurrió debido a que los manatíes para estas poblaciones significaba una gran fuente de carne. Esto ha sido especialmente documentado en los indígenas de las costas de América del Norte y Centroamérica. La carne se utilizaba como alimento y la piel y otras partes del cuerpo para propósitos distintos.

William Dampier, quien se hizo conocido como un bucanero y viajero británico, describió en sus diarios de viaje de 1681 al manatí caribeño del Golfo de México y de los ríos de Panamá. En esos escritos describió la caza de los animales por parte de los miskitos y el posterior uso de la carne como alimento y la piel áspera como remos y látigos de caballo.

Sin embargo, no se sabe que haya sucedido una caza excesiva. La caza fue generalmente para las necesidades diarias de supervivencia. En contraste, los manatíes de Steller fueron perseguidos por cazadores de focas desde el momento de su descubrimiento y fueron asesinados en grandes cantidades, lo que es lamentable. Los últimos ejemplares desaparecieron en 1768, solo 27 años después de su descubrimiento por Georg Wilhelm Steller.

Comportamiento 

Los manatíes son mamíferos acuáticos sociales. Forman grupos de pocos individuos. Por lo general un grupo de manatíes suele estar formado por 3 individuos, pero si la oportunidad se da, muchos más manatíes se pueden juntar en un solo lugar, no es un animal territorial ni agresivo en ningún momento. Son animales bastante inofencivos, un factor que los vuelve muy vulnerables en su medio natural, pero también es algo que los hace tiernos. Nunca se han reportado ataques de manatíes a seres humanos. Existen muchos lugares, por lo general en los Estados Unidos donde se los proteje y está permitido que personas puedan nadar con ellos, con la condición de no iniciar ningún contacto. Sin embargo, los manatíes son bastante curiosos y siempre se acercan a inspeccionar a las personas.

Reproducción

El manatí tiene uno de los periodos de gestación más largos del reino animal. Esta especie gesta durante aproximadamente 13 meses. Cuando la cría nace, siempre permanece al lado de la madre y no se despega durante los primeros 2 años. Algo llamativo y fuera de lo normal es el modo de lactáncea, ya que el manatí bebe subsiona la leche de las glándulas mamáreas ubicadas en la axila de la madre, justo debajo de alguna de las aletas superiores . Este animal se puede reproducir durante todo el año y siempre tiene solo una cría a la vez.