Mono titi boliviano

El mono titi puede pesar entre 1 y 1.5 kilos. Las hembras suelen ser menos pesadas que los machos. Los machos miden alrededor de 31 cm y las hembras suelen medir alrededor de 33 cm. Su cola es larga y esponjosa y agrega muchos más centímetros a la longitud de su cuerpo. El pelaje del mono titi boliviano es de color gris pero en la cara presentan pelos de color marrón rojizo. Según expertos, estas tonalidades en su pelaje le ayudan al mono titi a camuflarse muy bien en su entorno y a evitar ser depredados.

Además de los mencionados, pelos de color blanco decoran las orejas del mono titi. La cola de este mono es de color gris claro en la parte inferior y de un tono más oscuro en la parte superior. Estos pelos se vuelven más oscuros a medida que el mono envejece. Se caracteriza por tener bigotes grises y ojos castaños que siempre están en movimiento observando todo lo que se mueve a su alrededor.

¿Dónde vive el mono titi?

El mono titi gris boliviano, también conocido como Titi Oregiblanco, es un mono originario de los países sudamericanos de Bolivia y Brasil. Aunque esta especie se puede encontrar en bosques tropicales húmedos, prefieren vivir en hábitats ligeramente secos. Se puede ver a esta especie en zonas de ríos y bosques cerca de pastizales pantanosos y áreas abiertas. Por lo general se encuentran en áreas donde la vegetación es densa y también se ha podido ver esta especie cerca de áreas urbanas lo que demuestra su tolerancia a la destrucción de su hábitat natural.

¿Cuántos años vive el mono titi?

No existe suficiente información sobre la vida o el periodo de vida de este mono en estado salvaje. Sin embargo, en cautiverio se sabe de un mono titi que ha vivido 25 años.

¿Cuál es su comportamiento?

En la selva boliviana el mono Titi vive en pequeños grupos de dos a siete miembros. Por lo general el grupo está formado por un par de adultos y sus crías. Sin embargo, también se ha podido observar grupos compuestos por sólo machos. Al observar estos grupos de monos se ha podido identificar que los machos ejercen autoridad en el grupo familiar, no obstante, no existe una jerarquía que sobresalga entre ambos sexos y cualquiera de los miembros de la familia puede seguir el ejemplo del otro sin importar su género.

Algo interesante que también se ha podido observar, es que las parejas adultas coordinan sus actividades diarias para siempre poder estar juntos o al menos cerca durante todo el día. Las parejas del mono titi pasan toda su vida juntos y cuando están separados uno del otro muestran síntomas de ansiedad y angustia.

Éstos monos pasan el día buscando alimentos, comiendo y descansando. Su alimentación por lo general consiste en dos comidas, una por el día y otra por la tarde. Toman siesta en los árboles a mitad del día y esto les ayuda a poder digerir bien sus alimentos. Ellos permanecen activos durante todo el día aproximadamente 12 horas y al llegar la noche eligen un árbol alto para poder dormir todos juntos.

Desplazamiento del mono titi

Cuándo un mono titi se desplaza lo hace a través de las ramas de los árboles utilizando su cola como gancho. Cuando este animal se encuentra en el suelo también se desplaza dando pequeños saltos o utilizando sus cuatro extremidades por separado. Sus largas extremidades se adaptan muy bien a todos sus movimientos.

Los monos titi grises bolivianos muestran muy poco interés en aventurarse fuera de su pequeña área donde normalmente viven. Siempre tienen mucho cuidado a la hora de abordar situaciones desconocidas. Éstos animales también son muy territoriales y lo demuestran de manera bastante fuerte cuando se acerca algún intruso. Por lo general en estas situaciones el macho se muestra más molesto y su comportamiento es bastante amenazante.

Amenazas

Éstos monos son en sí, fuente de alimento para ciertas aves rapaces, incluidas entre ellas las Águilas y los halcones. Otros depredadores del mono titi son los felinos, como jaguares y también varias serpientes que se desplazan entre los árboles.

Reproducción del mono titi

Esta especie de monos son conocidos por ser monógamos, es decir, se aparean durante toda su vida con un solo individuo. Se piensa que la temporada de reproducción de esta especie es durante la primavera, ya que es una temporada en donde no hay lluvias. Sin embargo, en cautiverio esta especie se reproduce durante todo el año y el periodo de gestación dura 18 semanas. Como resultado dan a luz a un solo bebé cada año.

Aunque la mayoría de especies animales la madre se encarga de cuidar a la cría durante regular tiempo. En el caso del mono titi la madre no invierte mucho tiempo en la crianza del bebé. Sólo lo carga durante la primera semana y luego invierte sólo alrededor de 20% de su tiempo en el bebé, después parecen abandonar la crianza del pequeño.

Los padres son los principales protectores de las crías y se puede notar que los bebés forman un gran vínculo emocional con el papá. Investigadores señalan que los pequeños monos Titi muestran estrés y ritmo cardiaco acelerado cuando se separan de sus papás, cosa que no pasa cuando se separan de sus mamás. Después de dos años los monos Titi son fértiles, se pueden reproducir, pero no es hasta los cuatro años en que son totalmente independientes. Las hembras abandonan su grupo de nacimiento antes que los machos.

Comunicación del mono titi

Los monos Titi se comunican gracias a una amplia variedad de vocalizaciones. Éstas a menudo son repetidas y utilizadas para indicar angustia, conflicto, juego, unión o molestias. También utilizan estos sonidos para reclamar su territorio. Los investigadores han clasificado sus sonidos en dos grupos, por un lado están las «llamadas silenciosas de tono alto» y por otro lado están las «llamadas de tono bajo».

Las llamadas silenciosas de tono alto incluyen chillidos y gruñidos que hacen mientras buscan comida. También lo hacen cuando intentan encontrar a otro miembro del grupo, cuando están agitados o cuando se encuentran en una situación violenta.

Las llamadas de tono bajo incluyen gemidos, jadeos, bramido y gritos que estos monos hacen cuando ven a otros grupos de su misma especie. Hacen estos sonidos para garantizar un espacio adecuado entre los rangos de diferentes grupos familiares. Investigadores también han podido identificar que los sonidos pueden tener cierta información de los que lo emiten, como por ejemplo la edad y el sexo.