Tortuga charapa

La tortuga charapa o también llamada por su nombre científico Podocnemis expansa, es una especie de tortuga que proviene de la familia Podocnemididae, la cual pertenece a una de las tres familias del suborden Pleurodira. Estas tortugas poseen un cuello parecido al de una serpiente, que los ayuda a proteger la cabeza bajo un lado del caparazón, sin necesidad de retraerlo. Esta especie de tortugas puede ser vista en grupos descansando sobre troncos de árboles caídos en los ríos o playas fluviales.

Lo podemos encontrar en las cuencas de los ríos Amazonas y Orinoco. Es considerada como la tortuga de agua dulce más grande en la actualidad, debido a que su caparazón es bastante grande, este en las hembras puede llegar a medir hasta 80 cm, aunque los machos sin embargo son mucho más pequeños y miden unos 40 cm aproximadamente. Son animales herbívoros, sobrevive a base de frutos, flores y esponjas marinas, la cual crece en los troncos de los árboles cuando éstos se inundan.

Además de la especie Podocnemis expansa que es la más grande de todas las tortugas de cuello lateral, existe la especie P. unifilis que recibe su nombre por las manchas amarillas que posee en su cabeza, las cuales son más brillantes en las tortugas juveniles. Las manchas se desvanecen con el pasar del tiempo en las hembras pero permanecen en los machos, ambas especies son las mas representativas.

¿Dónde vive la tortuga charapa?

La tortuga charapa se encuentra en ríos y lagunas de la cuenca del río Amazonas y del río Orinoco, en la zona este de Colombia, también en el extremo sur de Guyana, al sur de Venezuela, en el área noroeste del Brasil y una pequeña población se puede encontrar en los países de Perú, Ecuador y Bolivia. Al ser una especie tan grande le es posible habitar los ríos muy caudalosos, de gran profundidad y con corrientes fuertes, ya sea como el río Orinoco, el Amazonas y la mayoría de sus afluentes principales.

Ambas de las especies que mencionamos anteriormente se distribuyen en estos países Brasil, Bolivia, Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú. Son un magnífico ejemplar del amazonas que incluso inspiraron a Julio Verne en sus obreas.

Características de este primate

Las tortugas charapa llegan a medir entre 70 a 90 cm de largo, aunque en algunas ocasiones se han encontrado ejemplares de casi 100 cm. Las hembras en su etapa adulta llegan a pesar entre unos 90 y 100 kg aproximadamente. Con respecto a su reproducción, las tortugas charapas se reproducen durante épocas secas cuando el río ha descendido, dejando al descubierto grandes arenales. La hembra de la tortuga charapa es capaz de poner alrededor de entre 60 y 140 huevos alejados del agua, pero no todos sobreviven puesto que son muy apreciados por los depredadores. La incubación de estos huevos llega a durar unos 45 días. Lamentablemente en la actualidad son una especie en peligro de extinción. Sus patas son anchas y fuertes, con los dedos unidos mediante una membrana, usada para desplazarse por debajo del agua.

La tortuga charapa posee un cuello como el de una serpiente, el cual puede retraerse horizontalmente. Su caparazón es bastante duro y grande, con forma de bóveda y de un color marrón verdoso con manchas oscuras por arriba y coloración amarillenta por debajo. Es la más grande de su especie, los pleurodiros. Los machos son de un tamaño más pequeño, de casi la mitad que las hembras. Su espalda es ancha y también plana, ensanchado en su parte posterior, mostrando una tonalidad grisácea, parda y de color negro. En la parte inferior, el plastrón es amarillento con rayas simétricas en tono negro. En su cabeza estos poseen un surco negro ubicado entre los ojos, que se extiende desde las narinas a la parte posterior de los ojos, con unas líneas amarillas a ambos lados. Los juveniles son un poco más claros, con una coloración beige a gris verdoso, su espalda festoneada y ribeteada en un tono amarillo.

Comportamiento de la tortuga charapa

La tortuga charapa es una especie longeva y con madurez reproductiva tardía. Su alimentación es a base de frutos y semillas y también algunos pequeños vertebrados. Suele descansar bajo el sol en los bancos de arena o sobre piedras. Es posible observar a menudo en su alrededor el revoloteo de mariposas y abejas, que se encuentran buscando el sodio de sus flujos corporales o de lágrimas. El sodio es necesario para los seres vivos, pero en la zona de la Amazonía podría decirse que es un mineral escaso, pues debido a las lluvias este se lava de una manera rápida y continua.

Son gregarias y durante su proceso de reproducción suelen colonizar bancos de arena en lo que se denomina comúnmente como arribadas, similar a lo que hacen las tortugas marinas en las playas. Suelen reproducirse durante la época seca, esperan a que el río descienda y deje al descubierto grandes bancales arenosos, donde las hembras son fecundadas por los machos.

Luego de esto, las hembras se insolan durante mucho tiempo, lo que conlleva a un cambio hormonal imprescindible en la maduración de sus huevos. La hembra normalmente pone entre 60 a 140 huevos, muy alejados del agua y la incubación de estos dura unos 45 días aproximadamente. Los huevos, de unos 4 cm de diámetro, son comestibles, esto ha llevado a que sean recolectados y depredados en exceso, consiguiendo así que junto con la caza indiscriminada, la especie se encuentre en peligro.

Alimentación

La tortuga charapa es un animal Herbívoro, se alimenta de la vegetación en la amazonia, también come frutos y flores, suele comer una especie de esponja de agua dulce que crece en los troncos de los árboles cuando estos se inundan.