Víbora terciopelo

La víbora terciopelo, también conocida por su nombre científico “Bothrops asper”, es una serpiente que habita las selvas de America central y América del Sur. Esta serpiente es la más grande de su especie. Las machos y hembras adultas suelen medir como máximo 1,8 metros de largo. Algo curioso es que en este animal, las hembras son bastante más grande que los machos al nacer, pero también cuando alcanzan la madurez sexual.

Los colores y los diseños sobre las escamas de la víbora terciopelo varían mucho. Los colores que siempre predominan son tonos marrón rojiso, verde oliva o un tono casi negro. Los diseños que se dibujan sobre las escamas de esta serpiente tienen aspecto de triángulo. Es muy característico de este reptil, tener grandes puntos oscuros en la parte abdominal. Los diseños de triángulos que posee su cuerpo, se vuelven más estrechos hacia la cola. La cola suele ser de un solo color, marrón bastante oscuro o negro.

El vientre de esta serpiente es comúnmente de color amarillo, aunque suelen haber excepciones, ya que se han encontrado ejemplares que poseen tonos más cremas o grises en la parte del vientre. Los machos de las víboras terciopelo tienen la cola amarilla, pero en las hembras se puede observar un color marrón. 

¿Dónde vive la víbora terciopelo?

La víbora terciopelo ha extendido su territorio desde el norte de Mexico, hasta la zona norte de América del Sur. Se le ha podido encontrar incluso en Ecuador, Colombia y Venezuela. Sin embargo, es controversial su existencia en estos países, ya que existen otras especies de la misma familia y e necesitaría hacer una investigación más a fondo para delimitar realmente su hábitat.

Esta serpiente por lo general se encuentra en zonas bajas con relación al nivel del mar. Son sitios más altos donde también se la puede encontrar con frecuencia quedan a 1300 msnm. Pero sin embargo, en Colombia y Venezuela, se han encontrado ejemplares viviendo a mas de 2500 msnm.

Este hermoso reptil prefiere los bosques lluviosos tropicales y los bosques nubosos para vivir. Esta serpiente también se puede adaptar a climas más secos, aunque es raro verla en esos ecosistemas. Cuando se la busca en zonas secas, es bueno hacerlo cerca al agua. Se han reportado avistamientos de esta serpiente en asentamientos humanos, ya que siempre anda en busca de alimento.

Comportamiento de la víbora terciopelo

La actividad de esta serpiente depende mucho de la estación del año en que se encuentre. Durante el invierno, este animal es mucho menos activo que durante las demás estaciones. Por otro lado, la actividad de esta serpiente es mucho mayor durante temporada de lluvia que durante temporada seca. Se supone que esto se debe a que deben ahorrar energía debido a la escasez de alimento y agua.

La víbora terciopelo prefiere la noche. Durante el día esta serpiente prefiere captar energía del sol, sobre piedras y siempre cerca de los ríos. Vive mayoritariamente en el suelo, pero de ves en cuando se la suele encontrar entre los árboles en busca de alimento.

Comportamiento con el ser humano

Esta serpiente se estresa con mucha facilidad. Si se siente amenazada se empieza a mover con rapidez y busca la oportunidad para poder atacar. Si durante la noche se la alumbra con una linterna, esta serpiente buscará refugio, donde no ser molestada. Por lo general, esta serpiente no huye del peligro, se piensa que confía en su camuflaje y por lo tanto solo permanece inmobil. La mayoría de veces que esta serpiente muerde, es cuando se la toca. Su veneno es bastante tóxico y puede causar la muerte.

Alimentación de la víbora terciopelo

Esta serpiente se alimenta principalmente de pequeños mamíferos, aves, pequeños reptiles y anfibios. Cuando de cazar mamíferos se trata, esta serpiente prefiere toda clase de pequeños roedores. Dentro de los anfibios que come se encuentran las ranas. Sobre su método de caza durante la noche aún se sabe muy poco. Sin embargo, los estudios aún continúan para aprender mucho más sobre esta maravillosa especie.

Algo bastante interesante sobre esta especie, es que los jóvenes de esta especie, utilizan la cola como señuelo para atraer posibles presas como pequeños reptiles o anfibios. Cuando sus posibles presas están lo suficientemente cerca, estas serpientes apuntan su cuerpo hacia ellas y atacan. Estas serpientes muerden a sus presas hasta que ya no se muevan, que es cuando empiezan a tragarla.

Reproducción

La víbora terciopelo es vivípara, es decir, que nace del vientre de su madre y no pone huevos como lo hacen otros reptiles. Los investigadores han descubierto que hay una relación entre el tamaño de la madre y el número de crías que dará a luz. En el lado atlántico de centro América y Sudamérica, la época de reproducción se lleva a cabo en Marzo y las crías nacen entre Setiembre y Octubre. Por otro lado, en el lado del pacífico, la época de reproducción se realiza durante setiembre y noviembre. Esto significa que las crías nacen entre abril y junio.

Con respecto a la edad que esta serpiente puede alcanzar, aún no se tiene suficiente información. Sin embargo, existe una víbora terciopelo que ha vivido más de 20 años en cautiverio.